«Un hombre de 78 años residente en València ha recogido 100.000 firmas en las últimas cuatro semanas para reclamar a los bancos ‘un trato más humano en las sucursales bancarias’, ya que se siente ‘apartado’ porque casi todas las gestiones son telemáticas» (Levante-EMV).

Precisamente uno de los objetivos del proyecto DIAL es reducir la Brecha Digital y la de Usabilidad de la Tecnología que afecta especialmente a las personas mayores. Y para ello, la herramienta tecnológica que utilizarán se desarrollará a partir de las sesiones de codiseño que llevamos a cabo con ellas, para que sean las propias personas mayores las que nos cuenten sus necesidades, habilidades y hábitos.

Puedes leer la noticia de Levante completa aquí.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.